Saltar al contenido

Lunes- sábado: 9:00 - 20:00

Urgencias las 24 horas

dr.ronald.dj@gmail.com

24/7 Atención al cliente

Cirujano Oncologo

Día Mundial del SIDA

Día Mundial del SIDA

Día Mundial Del SIDA

¿EN QUÉ CONSISTE EL DÍA MUNDIAL DEL SIDA?

Cada año, el 1 de diciembre, el mundo conmemora el Día Mundial del Sida. Ese día gente de todo el mundo se une para apoyar a las personas que viven con el VIH y recordar a las que han fallecido por enfermedades relacionadas con el sida.

Cada Día Mundial del Sida gira en torno a un tema diferente. Este año el lema será: Igualdad Ya. El tema de este año incorpora toda una lista de desafíos sobre los que el Día Mundial del Sida ha alertado en todo el mundo:

Establecido en 1988, el Día Mundial del Sida fue el primer día dedicado a la salud en todo el mundo. Desde entonces las agencias de las Naciones Unidas, los Gobiernos y la sociedad civil se reúnen cada año para luchar en determinadas áreas relacionadas con el VIH.

  • En todo el mundo se llevan a cabo actividades de concienciación.
  • También mucha gente decide llevar un lazo rojo, que es el símbolo universal que muestra el apoyo y la solidaridad para con las personas que viven con el VIH. 
  • Mucha gente que vive con el VIH escoge ese día para alzar la voz y hacerse oír sobre temas importantes en sus vidas.
  • Muchos grupos de personas que viven con el VIH y otras muchas organizaciones de la sociedad civil implicadas en la respuesta al sida se movilizan en apoyo de las comunidades a las que representan y para recaudar fondos.
  • Las actividades que se realizan ponen de manifiesto el estado actual de la epidemia.

El Día Mundial del Sida sigue siendo tan importante hoy como cuando empezó, y continúa recordando a la sociedad y a los Gobiernos que el VIH no ha desaparecido. A día de hoy es fundamental aumentar la financiación para la respuesta al sida. También es esencial que la sociedad en su conjunto tome conciencia de cómo el VIH afecta la vida de las personas, para que de este modo podamos poner fin al estigma y la discriminación, y consigamos mejorar la calidad de vida de las personas que viven con el VIH.

¿Tienen un mayor riesgo de cáncer las personas infectadas por el virus de la inmunodeficiencia humana (VIH)?

Sí. Las personas con infección por el VIH tienen un riesgo considerablemente más alto de algunos tipos de cáncer que las personas del mismo grupo de edad sin esa infección. El término general para estos cánceres es “cánceres asociados con VIH”. Tres de estos cánceres se conocen como “cánceres que definen el síndrome de inmunodeficiencia adquirida (SIDA)” o “malignidades que definen el SIDA”: el sarcoma de Kaposi, el linfoma no Hodgkin de células B de alta malignidad y el cáncer de cérvix (de cuello uterino). Un diagnóstico de cualquiera de estos tipos de cáncer en una persona infectada por el VIH confirma un diagnóstico de SIDA.

Comparadas con la población en general, las personas infectadas por el VIH tienen en la actualidad 500 veces más probabilidad de ser diagnosticadas con el sarcoma de Kaposi, 12 veces más de ser diagnosticadas con linfoma no de Hodgkin y, entre las mujeres, 3 veces con más probabilidad de ser diagnosticadas con cáncer de cuello uterino.

Además, las personas infectadas por el VIH tienen un riesgo mayor de otros varios tipos de cáncer (llamados colectivamente “cánceres que no definen el SIDA”). Estas otras malignidades incluyen cánceres de ano, hígado, cavidad oral y faringe, pulmón y linfoma de Hodgkin.

Las personas infectadas por el VIH tienen 19 veces más probabilidad de ser diagnosticadas con cáncer de ano; tienen 3 veces la probabilidad de ser diagnosticadas con cáncer de hígado, 2 veces la probabilidad de ser diagnosticadas con cáncer de pulmón, cerca de 2 veces la probabilidad de ser diagnosticadas con cáncer de la cavidad oral y faringe, y cerca de 8 veces más probabilidad de ser diagnosticadas con linfoma de Hodgkin en comparación con la población en general.

Además de estar relacionada con un mayor riesgo de cáncer, la infección por VIH está asociada con un riesgo mayor de morir por cáncer. Las personas infectadas por el VIH con una serie de tipos de cáncer tienen más probabilidad de morir por su cáncer que las personas que no tienen la infección por VIH pero que tienen estos cánceres.

¿Por qué las personas infectadas por el VIH podrían tener un riesgo mayor de algunos tipos de cáncer?

La infección por el VIH debilita el sistema inmunitario y reduce la capacidad del cuerpo para combatir las infecciones virales que pueden resultar en cáncer. Los virus que tienen más probabilidad de causar cáncer en las personas con VIH son:

  • El herpesvirus asociado con el sarcoma de Kaposi (KSHV), conocido también como herpesvirus humano 8 (HHV-8), el cual causa el sarcoma de Kaposi y algunos subtipos de linfoma
  • El virus de Epstein-Barr (VEB), el cual causa algunos subtipos de los linfomas de Hodgkin y no de Hodgkin
  • Los virus del papiloma humano (VPH), cuyos tipos de alto riesgo causan el cáncer de cuello uterino, la mayoría de los cánceres de ano y de orofaringe, de pene, vagina y vulva
  • El virus de la hepatitis B (VHB) y el virus de la hepatitis C (VHC), ambos causan cáncer de hígado

Las personas infectadas por el VIH tienen más probabilidad de infectarse por estos virus que las personas de la población general.

 

IGUALDAD YA! – DÍA MUNDIAL DEL SIDA 2022

Las desigualdades que perpetúan la pandemia de sida no son inevitables; por supuesto que podemos abordarlas. En este Día Mundial del Sida, hoy 1 de diciembre, ONUSIDA insta a todos y cada uno de nosotros a abordar las desigualdades que están frenando el progreso para poner fin al sida.  

El eslogan «Igualdad Ya» es una llamada a la acción. Pretende impulsarnos a trabajar en todas aquellas acciones prácticas que se ha demostrado que son necesarias para abordar las desigualdades y ayudar a poner fin al sida. Debemos comprometernos a:  

  • Aumentar la disponibilidad, la calidad y la idoneidad de los servicios para el tratamiento, las pruebas y la prevención del VIH, para que todas las personas reciban la atención que precisan. 
  • Reformar las leyes, políticas y prácticas para abordar el estigma y la exclusión a los que se enfrentan las personas que viven con el VIH, los grupos de población clave y las poblaciones marginadas, de modo que todo el mundo sea respetado y bienvenido 
  • Garantizar el intercambio de tecnología para permitir un acceso igualitario a la mejor ciencia para el VIH, tanto entre las comunidades como entre el sur y el norte del mundo. 
  • Las comunidades podrán utilizar y adaptar el mensaje «Igualdad Ya» para resaltar las desigualdades particulares a las que se enfrentan y promover las acciones necesarias para abordarlas.  

Los nuevos datos de ONUSIDA sobre la respuesta mundial al VIH revelan que durante los dos últimos años de la COVID-19 y otras crisis mundiales, el progreso contra la pandemia del VIH ha decaído, los recursos se han reducido y, como resultado, hay millones de vidas en riesgo. 

Tras cuatro décadas de respuesta al VIH, las desigualdades persisten en los servicios más básicos, como el acceso a las pruebas de detección, el tratamiento y los preservativos, y son aún mayores en el caso de las nuevas tecnologías.  

Las mujeres jóvenes africanas siguen siendo desproporcionadamente las más afectadas por el VIH, mientras que la cobertura de los programas específicos dirigidos a ellas se mantiene demasiado baja. En 19 países africanos muy afectados, los programas específicos de prevención combinada para chicas adolescentes y mujeres jóvenes están activos solo en el 40 % de los lugares de alta incidencia del VIH. 

Únicamente un tercio de las personas de los grupos de población clave, entre los que se incluyen los gais y otros hombres que tienen relaciones sexuales con hombres, las personas trans, los consumidores de drogas, los trabajadores sexuales y los prisioneros, tienen acceso regular a la prevención. Los grupos de población clave se enfrentan a importantes barreras legales, como la criminalización, la discriminación y el estigma. 

Ya solo tenemos por delante ocho años para alcanzar el objetivo de 2030 de poner fin al sida como amenaza para la salud mundial. Las desigualdades económicas, sociales, culturales y legales deben abordarse con urgencia. En una pandemia, las desigualdades no hacen sino exacerbar el peligro para todos. De hecho, el fin del sida solo puede lograrse si plantamos cara a las desigualdades que lo impulsan. Los líderes mundiales deben actuar con un liderazgo audaz y responsable. Y todos nosotros, desde todos los rincones del mundo, debemos hacer todo lo posible para ayudar también a abordar las desigualdades.

Las actividades se irán desarrollando hasta el Día Mundial del Sida y empezarán a partir de noviembre. El informe del Día Mundial del Sida se publicará a finales de noviembre.

El Día Mundial del Sida, el 1 de diciembre, se celebrarán eventos en todo el mundo. Todas estas actividades estarán dirigidas no solo por organismos oficiales, sino también, y sobre todo, por las comunidades. Mediante las fotos y los vídeos compartidos por los grupos en las redes sociales y subidos por ONUSIDA, las personas podrán hacerse una idea de los muchos y variados eventos que tendrán lugar y dejarse inspirar por la determinación y la esperanza.

«Claro que podemos poner fin al sida, pero debemos acabar con las desigualdades que lo perpetúan. En este Día Mundial del Sida necesitamos que todos hagan suyo el mensaje de que absolutamente todas las personas saldremos beneficiadas del fin de las desigualdades», señala Winnie Byanyima, directora ejecutiva de ONUSIDA. «Para que todos estemos a salvo, para proteger la salud de todas las personas… igualdad ya».

Los materiales adaptables para el Día Mundial del Sida se compartirán en la página especial del Día Mundial del Sida de ONUSIDA, a partir del mes de octubre.

“Infección por VIH y el riesgo de cáncer publicada originalmente por el Instituto Nacional del Cáncer.”

IGUALDAD YA! - DÍA MUNDIAL DEL SIDA 2022

Introducción

Introducción